Artículo publicado en Las city lights:

La canción de paz de los músicos de Malí

Sábado, 2 de febrero de 2013

El pasado enero Malí saltó a las primeras páginas de los periódicos de todo el mundo por la guerra del ejército maliense contra los independentistas y yihadistas, que se apropiaron del norte de esta nación del África occidental. La intervención de las tropas francesas ha conseguido liberar Tombuctú y parar el avance hacia el sur de los islamistas fundamentalistas.

Tombuctú… Para mí es, o era, salirse del planeta, lugar exótico, película de Berlanga (París-Tombuctú, 1998). Paul Auster escribió que donde termina el mundo es donde empieza Tombuctú, la ciudad hecha de barro. Feliz o desgraciadamente, la ocupación de Al Qaeda me ha descubierto la ciudad patrimonio de la Humanidad, centro cultural y espiritual del islam durante los siglos XV y XVI, con la universidad coránica Sankore y otras madrasas. Una ciudad de doctores y sabios que la hicieron legendaria y próspera.

Hace unos días escuché en la BBC que la cantante Fatoumata Diawara metió los bártulos (donde dice bártulos leed vibrante, asombrosa, hipnotizadora voz) en la maleta y marchó a Bamako desde París, donde vive. Habló con los músicos de su país de un hermoso proyecto: un vídeo y una canción de paz; una canción sobre los problemas que ha causado la guerra y la desunión en Malí y cómo atajarlos juntos; un himno optimista para el futuro de África.

Los músicos captaron la idea —cuarenta se unieron a la iniciativa de Fatoumata—porque la música es muy importante en el continente; música que es esperanza, unión, fortaleza. Tres sólidos pilares para reconstruir un Malí destrozado por la guerra. Y grabaron la canción. La sharía —ley islámica— prohibió la música, el arma que utilizan los artistas malienses contra la intransigencia y el sinsentido.
Su arma para la paz se llama Mali-ko (paz), interpretada en bambara, hablado en el 80 por ciento del país. En el siguiente video tenéis subtítulos en francés.

Además de Fatoumata participan respetados músicos y cantantes como Toumaní Diabaté, que toca la kora —nos os perdáis su actuación en los Alcázares Reales de Sevilla—, Amadou et Mariam, Habib Koité o Djelimady Tounkara.

Y rebuscando por aquí y por allá noticias sobre Malí he encontrado cosas tan sorprendentes como que un gran número de términos castellanos pasaron a las lenguas tribales de las gentes del Níger, sobre todo al songhai. Es una larga historia que tiene su origen en los moriscos que huyeron de Al-Andalus hacia el África subsahariana. Maravillosa es la historia de la Biblioteca Andalusí (2004), que afortunadamente no ha sido saqueada ni quemada por los exaltados yihadistas, como ha ocurrido con la biblioteca Admed Baba, de más de 20.000 manuscritos y documentos históricos, parte de ellos salvados por los bibliotecarios y los vecinos que los han escondido en sus casas, según cuenta José Naranjo en El País de 2 de febrero.

Stand de Mali en Fitur 2013

Stand de Mali en Fitur 2013 (Madrid)

Para saber más sobre Malí he visitado la Feria Internacional de Turismo (Fitur), un país que hace de su cultura una baza para el progreso y desarrollo a través del turismo, muy importante para su economía junto con la artesanía (15% de su PIB). En su stand conozco a Menchu Mendoza, que visitó Malí por razones profesionales, en un trabajo en contacto con la gente y su modo de vida, y decidió crear en Barcelona Casa de Mali (www.casademali.org) para dar a conocer el país y colaborar en su desarrollo.

Tombuctú volverá a recibir a sus visitantes con la hospitalidad con la que ellos mismos se definen. Como dicen en Mali-ko: Malí, una vez fuiste el sol que brilló en todo el mundo, Malí la grande, el mundo quiere a este país; en armonía nuestro país tendrá futuro. Nadie puede desestabilizarnos. Nuestros hijos tendrán futuro. Queremos la paz, paz en África, paz en el mundo.

Puedes leer el artículo original y otros en Las city lights.

 

 Nota de prensa

Casa de Mali y Voces unen sus fuerzas por la educación y la cultura de Mali 

logo-casa-de-mali-web

Voces

El acuerdo entre ambas organizaciones servirá para reforzar la educación obligatoria con la artística y como medio para promover la creatividad y las oportunidades de desarrollo profesional de los alumnos de la escuela

 Madrid – x de febrero, 2013 – Casa de Mali y Voces han firmado un acuerdo de colaboración para llevar la cultura a las aulas de Mali. Este acuerdo entre ambas organizaciones tiene como objetivo hacer posible que la cultura y la creatividad se conviertan en herramientas de cambio, favorezcan la participación y generen oportunidades de desarrollo.

 

 Tanto Casa de Mali como Voces luchan por el desarrollo de Mali y unen sus fuerzas para hacer posible que la educación y la cultura sean la base del desarrollo de los pueblos y, por tanto, herramientas como el cine, la música o el teatro adquieran la importancia que merecen dentro de la formación. Ambas ONGs siguen la filosofía de la cooperación como motor de cambio para la situación de analfabetización que sufre este país. Casa de Mali ha convertido en realidad varios proyectos entre otros la apertura de escuelas y cumple la máxima de “¡todos a la escuela!” matriculando a todos los niños y niñas del pueblo con el que actualmente cooperan. Su acuerdo con Voces ampliará la formación del centro haciendo que las distintas disciplinas artísticas sean materia importante dentro de la escuela con capacidad para generar oportunidades de desarrollo profesional dentro de las industrias artísticas del país.

 

Casa de Mali apuesta por una educación de calidad, más allá de la simple incorporación de los niños a la escuela. Nuestro acuerdo con Voces, sin duda, servirá para conseguir este objetivo. Se parte del arte y la música para la profesionalización de este sector, de ofrecer una salida profesional y potenciar esta cultura tan mágica. Si has escuchado música maliense, no creo que puedas ser indiferente a ella, añade Menchu Mendoza, presidenta de Casa de Mali.

 

Gracias a esta colaboración vamos a ser capaces de fortalecer las acciones en favor del derecho a la educación y la cultura, verdadero derecho transformador de las sociedades, explica Juan Merín, director de Voces. 

 

Si necesitas más información, por favor, contacta con info@casademali.org

  IMG_01061

Acerca de voces  

Voces es una fundación de carácter no gubernamental, no lucrativa, de ámbito estatal, de nacionalidad española que tiene como misión lograr el desarrollo sostenible de las personas y de los pueblos, frente a la pobreza, tomando la cultura y la creatividad como fuentes de inspiración y bases para el cambio social.

http://voces.org.es

 

Nakoure Keita.

Casa de Mali apuesta por una educación de calidad.

Con el fin de motivar y fomentar la imaginación de los alumnos, hemos organizado un concurso de dibujo bajo el tema: ”La casa”.

Han participado un total de 96 alumnos, de los cuales 27 son de la clase “ A “ de Djelibani, 25 del la clase “B” y 44 de la clase de Kovada. La edad de los niños y niñas que han participado oscila entre los 6 y 9 años.

A fin de poder juzgar los dibujos con un criterio más profesional, Casa de Mali solicitó profesionales de la pintura para formar un jurado y decidir que dibujos eran mejores.

El comité, estaba formado por, Alfonso Alzamora, Luis Krauel, José Luis Pascual, Benedicte Poulenc,  y “Lo”. Dada la dificultad de elección han optado por conceder  premio a  14  niños:  4 premios en la Clase “A”, 3 premios en la clase “B”  y 7 premios para la clase de Kovada.

 
 
Pozo
Este año decidimos apoyar este proyecto ahora son necesarias todas las aportaciones. En este momento que está viviendo Mali aún son mucho más importantes.

Si ya lo has hecho gracias!

Si quieres colaborar, hazlo ahora es importante o ponte en contacto con nosotras y gracias!

Si prefieres no aportar, puedes redifundirlo para que estas mujeres alcancen a ser sostenibles, por ello gracias!

La aportación de 1 € es importante, la tuya lleva todo nuestro agradecimiento!

 

Ahora más que nunca hemos de ayudar a las mujeres de Mali para que puedan alimentar a la comunidad

En Mali, los huertos son compartidos por todo el pueblo y explotados por las mujeres. Sus productos son el sustento de las familias, por lo que se convierte en un punto de vital importancia, fuente de su alimentación. Además, el huerto también es una fuente de recursos, dado que las mujeres pueden vender una parte de sus productos en el mercado.

El manejo de los huertos por parte de las mujeres representa una estrategia en la seguridad alimentaria, y desempeña un papel muy importante en la economía y subsistencia  familiar.El coste del proyecto para que puedan empezar a cultivar los huertos, con pozo, depósito para regar y bomba de agua es de 10.700€, Casa de Mali dispone de 4.500€, quedan 6.200€

 

niñossaludando

 

 ¡ENTRE TODOS LO LOGRAREMOS!

 

Nº de cuenta: 2100 0872 57 0200487460


Es importante difundir este mensaje para no desperdiciar ninguna oportunidad que puedan tener las mujeres malienses y sus huertos.

Josi Hernansáez, CONEXIÓN : 677853725

 josi@agimapeople.com

www.agimapeople.com

 

Bonjour Jordi y colaboradores de Casa Malí,

Gracias por tu correo. Me ha llegado bien y me alegro de recibir noticias tuyas.
Aquí las cosas se van desarrollando tranquilamente.

En Bamako la gente hace vida normal. Cada uno va a sus quehaceres. Todo sigue como antes.
Los chicos y chicas acuden cada día a las escuelas y colegios. El lunes comenzará la universidad.
Las tiendas, los comercios, el mercado, los taxis, el transporte…todo como si en el País no pasara nada.

Y sin embargo está pasando algo muy gordo. En el norte ya han comenzado los enfrentamientos y combates, entre los islamistas y el ejército maliense y francés. La prensa no quiere alarmar a la población dando demasiadas cifras pero sabemos que ha habido muchos muertos de un bando y de otro y también civiles.

Poco a poco seguirán viniendo en apoyo los paises limítrofes con un buen número de soldados: Nigeria, Chad, Mauritania, Algelia, Niger, Togo, Benín, Burkina Faso…

Por ahora son los militares franceses los que están ayudando más. Gracias a ellos estamos más seguros en Bamako. El ejército del Mali ni está preparado, ni tiene medios. Todo esto les viene grande.

Nosotros estamos tranquilos, serenos y bien.
Seguimos dando clases y atendiendo a la parroquia y con nuestra presencia dando ánimos a la gente.

Sabemos que esto no acabará mañana y que va a durar bastante tiempo.
Seamos pues pacientes y recemos para que el buen Dios escuche nuestra oración que es una oración por la paz en el Malí y porque la paz reine en cada corazón de los malienses y de los que estamos trabajando aquí.

Un abrazo para ti y para todos los colaboradores.

Emilio