El pasado mes de Diciembre TVE entrevistó a Casa de Mali en su programa “La aventura del saber”. En su último programa de la serie documental “El agua invisible”, dedicado al “agua compartida” (cómo la solidaridad ha conseguido acabar con la injusticia hídrica)  pudimos hablar sobre nuestros proyectos de construcción de pozos en Djélibani, el Huerto de las mujeres y la importancia del acceso al agua para la población maliense.

A pesar de poseer oro, uranio y sal la República de Mali es una de las naciones más pobres del mundo. Mali tiene una de las tasas de mortalidad infantil más altas del mundo: por cada 1.000 nacimientos se producen 106 muertes. Una de las principales causas de mortalidad infantil en Mali son las enfermedades diarreicas, mayormente vinculadas a la falta de acceso a agua potable.

 

En Mali sí hay agua

Aunque no es un país costero, Mali está bañado por el río Senegal y el Níger, lo cual hace un gran aporte de agua de superficie, además de tener una serie de lagos en toda la zona sur del país y una gran reserva de aguas subterráneas. Sin embargo, tanto la falta de acceso al agua como su mala gestión están provocando grandes estragos entre la población.

 
casa de mali pozos djelibani

El huerto de las mujeres y los pozos de Djélibani

Para solucionar esta problemática de acceso al agua, en Djélibani perforamos 4 pozos que abastecían de agua potable a las escuelas y la población y que además servían para hacer viable nuestro gran proyecto: el Huerto de las Mujeres. El Huerto de las mujeres es un proyecto que nació con el objetivo de convertirse en una fuente de autoabastecimiento alimenticio para las familias de Jélibani y dar un papel protagonista a las mujeres campesinas. Gracias a la subvención que recibimos por parte de la Universidad Complutense de Madrid pudimos hacer realidad, junto a nuestros amigos de Geólogos sin Fronteras, este proyecto que ya está beneficiando a las 52 mujeres que tienen su huerto y la posibilidad de producir en él.

Además de crear todas las infraestructuras necesarias para el huerto y formar a los habitantes para que pudieran cultivar, equipamos el huerto con una bomba de agua que funcionaba con energía solar. Distribuimos el agua por todo el huerto para conseguir un reparto más equitativo del agua y conseguimos que los niños y mujeres no tuvieran que hacer largos recorridos para acceder al agua. ¿El resultado? 52 familias que pueden comer y ver cómo sus hijos comen bien y que incluso pueden vender sus productos en el mercado y salir adelante. Poco a poco estamos consiguiendo que muchos poblados de Mali se estén convirtiendo en poblados autosuficientes.

 

Te dejamos el programa para que lo disfrutes. A partir del minuto 25 hablan de Mali:

 

 

Siento no haberos dado noticias durante todo este tiempo, los últimos meses han sido un continuo replanteamiento sobre cómo llevar a cabo la asociación para adaptarla mejor a las necesidades presentes. Los medios son escasos en comparación con las necesidades para llegar a un nivel de autosuficiencia sostenible digno de ese nombre.

Lo que hemos logrado ya, gracias a vuestra ayuda, llena de alegría a esos niños (206 este año) que disfrutan con sus escuelas; a todas esas madres que ahora pueden alimentarlos mejor, e incluso vender una pequeña parte de lo que cultivan en la parcela que les corresponde, dentro del magnífico huerto que conjuntamente con Geólogos sin Fronteras hemos realizado. El huerto está todo vallado, tiene agua, mide una hectárea y da cabida a todas las familias del pueblo.

El dispensario es de reciente construcción aunque todavía no tiene electricidad. Después de dura lucha se obtuvo un médico en permanencia que atiende a los numerosos pacientes, sobre todo niños pequeños con diarreas. También atiende los partos, casi uno por día ya que vienen de los pueblos vecinos. Le falta luz, medicinas y el mobiliario, además de ser escaso, está en muy mal estado. Pero él trabaja con una bonita sonrisa. La salud es uno de los 4 ejes necesarios para la autosuficiencia (*ver anexo) así que nos ocupamos de ello.

Médico del pueblo - Casa de Mali

La semana pasada estuvimos en Mali. El viaje, de 7 días, tenía como misión filmar el proyecto de autosuficiencia en Djélibani para un reportaje que emitirá en breve TVE.

Fue difícil debido al cansancio que llevábamos encima después de las duras jornadas al sol, los desplazamientos, etc. Ahora que ya estoy más recuperada os puedo contar un poco, aunque lo mejor son las fotos y espero que pronto los vídeos de José Antonio Jiménez, el encargado de realizar el reportaje.

Paisajes de Mali - Casa de Mali

Él filmó todas las horas del día, aunquecomo es momento de lluvias, estuvimos sometidos a la luminosidad para poder filmar, algunas veces salimos corriendo para refugiarnos de la lluvia que repentinamente caía con total generosidad y abundancia sobre nosotros.

La acogida del pueblo fue de gran fiesta con presencia de todos los estamentos de la región. Nos mostraron los frutos del huerto, que sorprendentemente está verde y frondoso, muy diferente en contenido del que vimos en marzo. Las lechugas, tomates pepinos etc. han dejado su lugar al manioc, con su alto poder nutritivo del que se comen todo, hojas y raíz; y a las calabazas que se extienden por todas partes.

Se ve mejor las plantas de plátanos que ya cobran altura. También hemos podido apreciar el abono natural que todas y cada una de las mujeres se ingenia en hacer acopio para abastecer su parcela. Fue verdaderamente conmovedor los comentarios de algunas de ellas cuando nos explicaban, con una mezcla de sorpresa y orgullo, que algunos días llegaban a vender hasta 3.500 sfa (650 sfa = 1€). Nos explicaban sus proyectos de plantación y las estrategias para hacer la tierra más fértil y tener mejor rendimiento. Todo esto con el niñito colgado a su espalda.

Mujeres trabajando en el huerto - Casa de Mali

Algunas de ellas son jóvenes como niñas, otras parecen muy mayores (veréis las fotos) pero todas ellas tienen ahora una sonrisa que yo antes no veía. Están entusiasmadas, pueden dar de comer mejor a sus hijos y como nos decía una de ellas, comprar ropita nueva a los hijos para los dos días de fiesta anual del pueblo.

Mujeres del pueblo - Casa de Mali

Su agradecimiento es máximo, las hemos sentido dignas y orgullosas posando ante el cartel situado a la entrada del huerto para que les hagamos fotos con sus azadas al hombro.

El nuevo pozo todavía no está habilitado ya que le falta la bomba y Loriana, que se encarga del proyecto, está de vacaciones. Allí mismo pedimos presupuesto para instalarla a la empresa que hizo el pozo y esperamos que nos lo envie. Pronto hará calor y será más que necesario para mantener el huerto.

Un cariñoso abrazo a todos y una vez más deciros lo feliz que me siento de que hagáis parte de este proyecto de autosuficiencia sostenible para esta gente tan necesitada.

Niños con ropa nueva - Casa de Mali

Niños de la escuela - Casa de Mali

Recibimiento - Casa de Mali

Niños del pueblo - Casa de Mali

El huerto de las mujeres - Casa de Mali

*OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

1-Realizar proyectos de cooperación internacional y co-desarrollo en Mali.

2-Reducir los niveles de pobreza para lograr la autosuficiencia sostenible en los poblados sobre

Una base de cuatro ejes:

2.1- Educación infantil y profesional.

La educación profesional consistiría en enseñar a los adultos la formación mínima para su autogestión asegurando esa autosuficiencia sostenible.

2.2- Agua, higiene y salud.

2.3- Agua y Seguridad alimentaria

2.4- Fuentes de sostenibilidad.

Hace referencia a los centros de producción para generar valor añadido con el que garantizar la Autosuficiencia sostenible.

3 -Facilitar sinergias entre los poblados que garanticen la sostenibilidad de la autosuficiencia.

Apuntado por la junta: La reducción de la pobreza se llevará a cabo por el desarrollo paralelo de varios pueblos de una comunidad y no de uno sólo. El intercambio de recursos materiales y de conocimiento generará sinergias, que conducirán a un crecimiento mayor y sobre todo, más Sostenible.

 

El pasado miércoles 26 de febrero se ha realizado un nuevo viaje a Mali.El objetivo ha sido verificar el estado de los proyectos de las escuelas, la apertura de 1 pozo para completar el abastecimiento de agua potable al poblado, y la inauguración del Huerto de las Mujeres.

Nuestra presidenta Menchu Mendoza ha viajado junto con 2 geólogos de la ONG Geólogos sin Fronteras, uno de ellos profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

El acto de inauguración ha sido el día 1 de marzo. Varias personalidades han asistido y celebrado el inicio de esta nueva etapa entre bailes, tambores y la presencia de varias autoridades locales e internacionales.

inauguración mali

El huerto de las mujeres

El huerto de las mujeres se ha logrado gracias a una subvención de la Universidad Complutense de Madrid. Tiene 1 hectárea de tamaño completamente vallada para su protección y una instalación completa para el regadío: pozo con bomba solar y depósito de 5000litros del que salen 8 puntos de agua distribuidos en todo el perímetro.

En este pozo trabajarán todas las familias de Djélibani (las mujeres), pueblo en el que por ahora estamos trabajando para ayudar a sus habitantes a obtener la autosuficiencia, este proyecto hace parte de la necesaria salud alimentaria básica después de la escolarización.

Estamos muy orgullosos del proyecto Huerto de las Mujeres ya que se ha realizado en estrecha colaboración con Geólogos sin Fronteras. Muestra de lo bueno que pueden ser los resultados cuendo dos ONG trabajan en equipo y en total confianza.

El huerto de las mujeres - Casa de Mali

Otras ayudas

Además de esta inauguración, el viaje se ha aprovechado para repartir uniformes para todos los alumnos (en total unos 206), útiles escolares cortesía de Miquel Rius y equipos de deporte que ofrece la asociación Sport solidari internacional.

Pronto podrán ver más fotos y videos de viaje en la sección de proyectos para disfrutéis junto con nosotros este nuevo logro de Casa de Mali.

escuela en mali


Nueva escuela en Djélibani

El prestigioso Lions Club de Bamako que se une a Casa de Mali para colaborar en el proyecto “Educación para todos los niños” a puesto la primera piedra de lo que sera una nueva escuela en Djélibani, ésta constará de tres amplias aulas y permitirá que todos los niños del pueblo puedan completar su ciclo escolar en buenas condiciones.

Desde aquí agradecemos esta magnífica iniciativa y constatamos una vez más que la unión hace la fuerza.

 

DSC05414 (1)

El alcalde y los responsables del pueblo

 

 

DSC05423

La primera piedra.

Acuerdo de colaboración con Fretanissô

Acuerdo de colaboración con Fretanissô

FRETANISSÔ “La casa de los huérfanos” en lengua bámbara,asociación de ámbito nacional formada por las familias adoptantes en África y CASA DE MALI, firmaron un acuerdo de colaboración para participar en los proyectos de codesarrollo para la “creación de un modelo de vida autosuficiente y sostenible” que Casa de Mali está llevando a cabo con la creación de escuelas en Djélibani (Mali).

Leer más

“AGUA PARA MALI” – NECESITAMOS TU VOTO PARA LLEVAR A CABO EL PROYECTO

Vota el proyecto de Casa de Mali y Geólogos sin fronteras para realizar un pozo de agua potable, un huerto y un lavadero para que las mujeres de Djélibani puedan cultivar y mejorar sus condiciones de vida y tener alimentos.

Entra en http://www.miarevista.es/premios-cuida-de-ti-2011 y vota el “Proyecto MALI, EN BUSCA DEL AGUA.”

Puedes votar hasta el 2 de Octubre del 2011 y además al votar entras en el sorteo de un lote de productos de la casa Garnier.

¡Gracias a tu voto podremos llevar a cabo el proyecto!

Agricultor maliense en una huerta de Huelva.

En Huelva se han desarrollado algunos proyectos de formación con malienses.

Según la última notificación del Ministro de la Formación y el Empleo, Mr. Iba N´Diaye, se necesita formar artesanos capacitados para elaborar herramientas sencillas en Mali. Para ello es preciso establecer contratos con artesanos españoles que puedan realizar esta formación con malienses, tanto en Mali como en España.

Los contratos se establecerán con el CIGEM (www.cigem.com) que gestiona la colaboración conjunta entre Mali y la CE. Se trata de artesanos hábiles que sepan trabajar el hierro, la madera, la construcción, las huertas, la agricultura, las conservas caseras…etc.

¿Conoceis artesanos dispuestos a transmitir sus conacimientos? Si es así ponednos en contacto con ellos enviando un correo a info@casademali.org.