Cultura e historia

I. DATOS BÁSICOS Y BREVE RESEÑA HISTORICA

Cuenta con una superficie de 1.240.192 km² y tiene un clima cálido y seco, semi tropical en la parte sur del país. Su población alcanza los 13.400.000 habitantes y se halla formada por diversas etnias: Mandes (50%, divididos en Bámbaras, Malinkés y Soninkes); Peuls (17%), Voltaics (12%) y Tuaregs (8%).

Las principales ciudades son Bamako, la capital, con 1.298.000 habitantes, Sissako (144.786 hab.), Mopti (108.456 hab.), Koutiala (99.353 hab.) y Ségou (92.552hab.). El idioma oficial es el francés. Otras lenguas habladas son: bámbara, songhaí, malinké, pulaar y khassonké.

Malí ocupa el puesto 174 en el índice de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la esperanza de vida es de 51 años.El 80% de su población es musulmana, el 1% católica y el resto practica religiones animistas.

I.1 Historia

Bandera de Mali

Bandera de Mali

El fundador del Imperio de Malí fue Mandika Sundiata Keita, que, a partir de su pequeño estado de Kangaba, unificó una vasta región, de la que ya formaban parte en 1235 las ricas tierras del Níger y sus minas de oro.

En su apogeo alrededor del año 1300, Malí fue una confederación de tres estados aliados (Malí, Mema y Wagadou) y 12 provincias. Sus grandes ciudades comerciales, Djenné y Tombuctú, se enriquecieron, controlando casi todas las transacciones trans-saharianas de oro, sal y otros bienes, hasta la decadencia del imperio, que llegó con la rebelión de las provincias vasallas a finales del siglo XIV, culminando con la conquista de Djenné por los Songhai en 1471.

La zona fue de colonización tardía. El explorador francés René Caillé llegó a Tombuctú en 1828, empezando las primeras campañas militares en 1878. En 1892 se fundó el Sudán Francés y apenas seis años después fue sometido el caudillo de Malí Samory Touré.

Los primeros pasos hacia la soberanía tuvieron lugar en 1946, con la elección de una Asamblea Territorial propia, con derecho a enviar sus representantes al Parlamento francés. En 1957 Malí adquirió el derecho a gestionar sus asuntos internos, y en 1958 se convirtió en una república en el seno de la comunidad francesa. En 1959 nació la Federación de Malí, que incluía Senegal. Tras la retirada de éste, Malí alcanzó la independencia el 20 de junio de 1960. El 22 de septiembre se proclamó la República de Malí bajo la presidencia de Modibo Keita.

El 19 de noviembre de 1968, un golpe de Estado llevó al poder al teniente Moussa Traoré, quien estableció una dictadura militar con partido único, la UDPM (Unión Democrática del Pueblo Maliense).

Las reticencias del General Traoré a facilitar la transición a la democracia generaron un descontento creciente en la clase política y estudiantil desde 1989. Las masivas y sangrientas manifestaciones iniciadas a finales de 1990, condujeron al golpe de Estado de 24 de marzo de 1991, dirigido por el Coronel Amadou Toumani Touré, quién, al frente de un Comité de Transición para la Salvación Popular, sentó las bases de la transición democrática del país.

En enero de 1992 se aprobó en referéndum una Constitución de talante marcadamente democrático, tras haber sido legalizados más de 40 partidos políticos. Las elecciones legislativas de marzo de 1992 dieron el triunfo a ADEMA (Alianza para la Democracia en Malí), y las presidenciales de abril de ese año llevaron al poder al líder de dicho partido, Alpha Oumar Konaré.

II. SISTEMA POLÍTICO Y SITUACIÓN ACTUAL

II.1 Política

La constitución de 1992 establece un sistema semi-presidencial. El Presidente de la República nombra al Primer Ministro y tiene potestad para disolver la Asamblea Nacional. El Primer Ministro rinde cuentas ante la Asamblea Nacional (147 escaños).

En las elecciones presidenciales de mayo de 2002, el candidato independiente Amadou Toumani Touré, respaldado por 27 partidos políticos y diversas organizaciones civiles, venció al representante de ADEMA, Soumaila Cissé.

Los partidos tradicionales concurrieron a las legislativas en tres grandes alianzas: la Alianza por la Renovación y el Desarrollo (ARD), liderada por ADEMA; la alianza Esperanza 2000, en torno al partido “Rassemblement pour le Mali” (RPM); y la Alianza por la Convergencia y el Cambio (ACC), formada por los partidarios del Presidente Touré.

Las elecciones confirmaron el descenso del ADEMA tras diez años en el poder y la aparición de una nueva correlación de fuerzas, en la que el RPM y el ADEMA ocuparon un papel central, confirmado por la alianza que les dio la mayoría en la Asamblea Nacional en septiembre de 2004.

En 2007 se celebrarán las próximas elecciones presidenciales (abril) y legislativas (julio).

Desde 2003, el Presidente Amadou Toumani Touré ha venido haciendo frente a una fuerte presión pública para acelerar los programas de reducción de la pobreza (aumentada tras las lluvias de 2002 y la plaga de langosta de 2004), debiendo al mismo tiempo mantener la disciplina fiscal y presupuestaria exigida por los donantes e inversores internacionales.

II.2 Económica

El PIB de Malí se estima en 4.996 millones de $ (de los que un 13,2% proviene de la ayuda exterior) y su renta per cápita es de 770 $. La economía malí basa su sector agrario, que genera el 41% del PIB. El sector servicios aporta el 35,5% y la industria el 23%.

El sector exterior de la economía de Malí se basa en dos materias primas, oro y algodón, que representan más del 90% de las exportaciones. El saldo de la Balanza por Cuenta Corriente en 2003 registró un déficit de 173 millones de $ (es decir, un 4% del PIB).

Malí sigue desarrollando una política económica de reformas y liberalización, de acuerdo con las directrices del FMI y del Banco Mundial. En septiembre de 2003, el FMI hizo público el análisis final del Programa para el Crecimiento y la Reducción de la Pobreza (PRGF) y expresó su satisfacción por los resultados. El renovado apoyo financiero del FMI (aprobación del nuevo PRGF en junio de 2004) y del Banco Mundial (cuarto crédito de ajuste estructural en enero de 2005), asegura la continuidad de las reformas estructurales.

Durante el año 2004, el crecimiento del PIB se cifró en un 4,5%, lo que supone un descenso de dos puntos respecto al año 2003, ocasionado por los efectos negativos de la plaga de langosta sobre la agricultura. El índice de precios ha experimentado un incremento del 2,6% en 2004 frente a la caída del 1,3% de 2003. El FMI prevé un crecimiento del PIB del 5,6% para 2005 y una inflación del 3%.

III. RELACIONES CON ESPAÑA

Al Andalus tuvo frecuentes contactos con los imperios de Malí y Songhay. Se tienen noticias de la llegada a Mali de un grupo de judíos españoles en el siglo XV. En 1591 moriscos granadinos al mando de Yuder Pacha, y enrolados en el ejército del Sultán de Marruecos, conquistaron Tombuctú y se establecieron de forma permanente a orillas del río Níger, dejando un importante legado cultural que perdura en la actualidad.

Relaciones diplomáticas: España y Malí establecieron relaciones diplomáticas en diciembre de 1967. La Embajada de España en Malí tiene su sede en Nuakchott, y la Embajada de Malí en España está en París.

Relaciones institucionales: Las relaciones bilaterales se caracterizan por su muy baja intensidad. En 2005 experimentaron una notable dinamización con la visita a Madrid del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Moktar Ouani, y el viaje a Bamako del Secretario de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, Bernardino León Gross. Esta reactivación de las relaciones entre los dos países recibió un decisivo respaldo con la visita a Bamako, en diciembre de 2005, del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, Miguel Ángel Moratinos, quién se entrevistó con el Presidente Touré y destacados miembros de su gobierno. Dicha visita -la primera tras la efectuada por el Ministro Marcelino Oreja Aguirre en 1978- se cerró con un comunicado conjunto en el que se identificaban distintos campos para la cooperación.

Relaciones económicas:En el año 2004, las importaciones españolas de Malí representaron 2,89 millones de euros, y las exportaciones españolas sumaron 15,49 millones de euros. Durante los meses de enero a mayo de 2005, las importaciones fueron de 450.000 euros, y las exportaciones se cifraron en 7,56 millones. La tasa de cobertura es ampliamente favorable a nuestro país, y arrojó un saldo en 2004 de 535,90.

Malí importa de España principalmente alimentos preparados (29,5%), manufacturas de hierro y acero (19,10%), automóviles y tractores (10,60%). España importa de Malí pieles (71,30%) desperdicios de algodón (16,50%) y raíces de mandioca y tubérculos (3,90%).