Viaje a Mali en agosto de 2014

0

Siento no haberos dado noticias durante todo este tiempo, los últimos meses han sido un continuo replanteamiento sobre cómo llevar a cabo la asociación para adaptarla mejor a las necesidades presentes. Los medios son escasos en comparación con las necesidades para llegar a un nivel de autosuficiencia sostenible digno de ese nombre.

Lo que hemos logrado ya, gracias a vuestra ayuda, llena de alegría a esos niños (206 este año) que disfrutan con sus escuelas; a todas esas madres que ahora pueden alimentarlos mejor, e incluso vender una pequeña parte de lo que cultivan en la parcela que les corresponde, dentro del magnífico huerto que conjuntamente con Geólogos sin Fronteras hemos realizado. El huerto está todo vallado, tiene agua, mide una hectárea y da cabida a todas las familias del pueblo.

El dispensario es de reciente construcción aunque todavía no tiene electricidad. Después de dura lucha se obtuvo un médico en permanencia que atiende a los numerosos pacientes, sobre todo niños pequeños con diarreas. También atiende los partos, casi uno por día ya que vienen de los pueblos vecinos. Le falta luz, medicinas y el mobiliario, además de ser escaso, está en muy mal estado. Pero él trabaja con una bonita sonrisa. La salud es uno de los 4 ejes necesarios para la autosuficiencia (*ver anexo) así que nos ocupamos de ello.

Médico del pueblo - Casa de Mali

La semana pasada estuvimos en Mali. El viaje, de 7 días, tenía como misión filmar el proyecto de autosuficiencia en Djélibani para un reportaje que emitirá en breve TVE.

Fue difícil debido al cansancio que llevábamos encima después de las duras jornadas al sol, los desplazamientos, etc. Ahora que ya estoy más recuperada os puedo contar un poco, aunque lo mejor son las fotos y espero que pronto los vídeos de José Antonio Jiménez, el encargado de realizar el reportaje.

Paisajes de Mali - Casa de Mali

Él filmó todas las horas del día, aunquecomo es momento de lluvias, estuvimos sometidos a la luminosidad para poder filmar, algunas veces salimos corriendo para refugiarnos de la lluvia que repentinamente caía con total generosidad y abundancia sobre nosotros.

La acogida del pueblo fue de gran fiesta con presencia de todos los estamentos de la región. Nos mostraron los frutos del huerto, que sorprendentemente está verde y frondoso, muy diferente en contenido del que vimos en marzo. Las lechugas, tomates pepinos etc. han dejado su lugar al manioc, con su alto poder nutritivo del que se comen todo, hojas y raíz; y a las calabazas que se extienden por todas partes.

Se ve mejor las plantas de plátanos que ya cobran altura. También hemos podido apreciar el abono natural que todas y cada una de las mujeres se ingenia en hacer acopio para abastecer su parcela. Fue verdaderamente conmovedor los comentarios de algunas de ellas cuando nos explicaban, con una mezcla de sorpresa y orgullo, que algunos días llegaban a vender hasta 3.500 sfa (650 sfa = 1€). Nos explicaban sus proyectos de plantación y las estrategias para hacer la tierra más fértil y tener mejor rendimiento. Todo esto con el niñito colgado a su espalda.

Mujeres trabajando en el huerto - Casa de Mali

Algunas de ellas son jóvenes como niñas, otras parecen muy mayores (veréis las fotos) pero todas ellas tienen ahora una sonrisa que yo antes no veía. Están entusiasmadas, pueden dar de comer mejor a sus hijos y como nos decía una de ellas, comprar ropita nueva a los hijos para los dos días de fiesta anual del pueblo.

Mujeres del pueblo - Casa de Mali

Su agradecimiento es máximo, las hemos sentido dignas y orgullosas posando ante el cartel situado a la entrada del huerto para que les hagamos fotos con sus azadas al hombro.

El nuevo pozo todavía no está habilitado ya que le falta la bomba y Loriana, que se encarga del proyecto, está de vacaciones. Allí mismo pedimos presupuesto para instalarla a la empresa que hizo el pozo y esperamos que nos lo envie. Pronto hará calor y será más que necesario para mantener el huerto.

Un cariñoso abrazo a todos y una vez más deciros lo feliz que me siento de que hagáis parte de este proyecto de autosuficiencia sostenible para esta gente tan necesitada.

Niños con ropa nueva - Casa de Mali

Niños de la escuela - Casa de Mali

Recibimiento - Casa de Mali

Niños del pueblo - Casa de Mali

El huerto de las mujeres - Casa de Mali

*OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

1-Realizar proyectos de cooperación internacional y co-desarrollo en Mali.

2-Reducir los niveles de pobreza para lograr la autosuficiencia sostenible en los poblados sobre

Una base de cuatro ejes:

2.1- Educación infantil y profesional.

La educación profesional consistiría en enseñar a los adultos la formación mínima para su autogestión asegurando esa autosuficiencia sostenible.

2.2- Agua, higiene y salud.

2.3- Agua y Seguridad alimentaria

2.4- Fuentes de sostenibilidad.

Hace referencia a los centros de producción para generar valor añadido con el que garantizar la Autosuficiencia sostenible.

3 -Facilitar sinergias entre los poblados que garanticen la sostenibilidad de la autosuficiencia.

Apuntado por la junta: La reducción de la pobreza se llevará a cabo por el desarrollo paralelo de varios pueblos de una comunidad y no de uno sólo. El intercambio de recursos materiales y de conocimiento generará sinergias, que conducirán a un crecimiento mayor y sobre todo, más Sostenible.